la prensa google

| Editorial

Mercosur o TLC

Si hay algo que esta muy claro, es que el Mercosur, de hecho es un yugo de un experimento fracasado para Uruguay. Salvo algunos de nuestros gobernantes alineados en el irresponsable populismo de izquierda, aferrados al atraso, nadie duda de que nuestro país aceleraría su desarrollo si concretara Tratados de Libre Comercio con China, Estados Unidos, Corea del Sur, Chile, Gran Bretaña y otros mercados. Todos propuestos y que por oposición de Argentina y Brasil están en stand by.

Hoy por hoy, como sabemos todos, esa posibilidad está frenada por la condición de miembros plenos de un bloque que nunca ha llegado a funcionar en lo básico de sus prometidas intenciones de integración y complemetanción económica y aduanera. Por lo tanto, de hecho, no funciona, salvo por los intereses que plantean nuestros dos gigantes vecinos.

El tema, no es nuevo, pero pasa el tiempo y el país y sus gobiernos de turno, no se deciden a actuar. Lo ideal, como ya se ha llegado a plantear y chocado con notoria fuerte resistencia de nuestros gigantes vecinos , sería que los restantes integrantes del bloque nos permitieran transitar por caminos para acordar bilateralmente esos importantes Tratados de Libre Comercio (TLC)

Pero es improbable que ocurra, como lo ha demostrado el freno brasileño al TLC que el presidente Tabaré Vázquez acordara con el gobierno chino o a la increíble oposición interna que se generó dentro de la propia interna del Frente Amplio, para poner en práctica el TLC con Chile, acordado hace más de un año, con la presidenta Bachelet. Ante esta situación hay quienes plantean que Uruguay, siguiendo el ejemplo de Gran Bretaña, copie su acción “brexit” para alejarse de la Unión Europea.

Hay quienes apuntan a que dejar el Mercosur sería costoso y que se perderían los beneficios de acceso a los mercados de Argentina y Brasil. Mercados que es notorio, se abren o cierran de acuerdo al humor y conveniencia de sus gobiernos.

El costo financiero inmediato parece ser reducido, a menos que los demás socios tomaran represalias en vez de aceptar una salida negociada más o menos armoniosa, como está haciendo Gran Bretaña para dejar la Unión Europea.

El economista Ignacio Munyo, director de la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo, estimó que en cifras frías, solo se perderían inicialmente unos US$ 65 millones anuales de exportaciones. Calculó que al empezar a regir aranceles que hoy no existen entre los socios del Mercosur, Uruguay pagaría unos US$ 150 millones a Brasil, US$ 50 millones a Argentina y US$ 15 millones a Paraguay. Pero un TLC con China, que podría cerrarse rápidamente, nos ahorraría unos US$ 150 millones en tasas de importación. A esto se agregarían las ganancias en otros de los muchos mercados que están abiertos a la liberalización comercial. Pero si algún próximo gobierno optara por este curso, enfrentaría el complejo período formal de no menos de dos años para desvincularse como socio pleno y pasar a ser miembro asociado. Actualmente hay seis países en esta categoría: Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam. Pero ninguno de ellos fue antes socio pleno, por lo que Uruguay atravesaría un proceso inédito que puede complicarse si los otros países fundadores optaran por obstaculizar el trámite o castigarnos comercialmente. En ese caso, la ventaja de salir del Mercosur sin mayores tropiezos dependerá fundamentalmente de la habilidad negociadora de Uruguay para concertar con los otros socios un rompimiento aceitado, en orden y sin sobresaltos, que no cueste al país pérdida sustancial de exportaciones, sobre todo a Brasil y Argentina.

La realidad del Mercosur al presente, nos muestra que el proteccionismo y otros intereses internos de los dos socios mayores pesa y frenan todo. El resultado ha sido impedir el desarrollo del intercambio comercial uruguayo, tanto dentro del propio bloque como a través de tratados bilaterales de libre comercio, como ha hecho exitosamente Chile. País que accede sin pagar aranceles a naciones que constituyen el 90% del consumo mundial, en tanto que todo el Mercosur llega apenas al 10%. Un dato a tener muy en cuenta para validar estos cuestionamientos y estas aspiraciones de transitar otros caminos, apuntan a que el país tenga otro desarrollo en base a nuevos y más mercados para nuestras producciones.

 

Comentar...

Ante la reiterada y comprobada utilización en la pagina web de LA PRENSA de determinados participantes, en los espacios de comentarios, de expresiones groseras, agraviantes, que lejos están de contribuir a un debate de ideas o posiciones con educación, respeto y altura; la Dirección de este diario decidió borrar en forma masiva, todos los comentarios que pertenezcan a una misma dirección IP, sin importar el seudónimo con que firma, cuando al menos un comentario desde esa IP sea a consideración de esta dirección inapropiado.
Lamentamos tener que adoptar esta antipática medida, pero el triste comportamiento y nivel de algunos comentaristas, no nos dejan otra opción.
Si bien se venia realizando un filtro de malas palabras, muchos comentaristas, lograron sortear esos controles, lo que nos lleva a tomar esta medida extrema.
Exhortamos a los internautas que visitan nuestra pagina, que se apeguen a las buenas y lógicas normas de comportamiento, con tolerancia, respeto y liberta de expresión, como es deseable en toda sociedad.

Código de seguridad
Refescar


Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades