la prensa google

| Opinión

Se encarece el financiamiento y hay que achicar el déficit

El dólar ya no es lo que era. Encima a pesar de las barbaridades de Donald Trump la economía vuela en los Estados Unidos de América. Al punto que el desempleo apenas pasa el cuatro por ciento mientras que la comida es tan barata que el problema pasa a ser la obesidad. El financiamiento barato es cosa del pasado para nuestras regiones. Hoy en día el dinero comienza a costas más caro.

Ayer Turquía, hoy Argentina y mañana Brasil. Los países emergentes sufren el encarecimiento en la financiación de sus déficits, por la previsión del aumento de las tasas de interés como consecuencia del buen ritmo de crecimiento, del pleno empleo y de la inflación controlada de Estados Unidos.

Ese flujo de capitales tan interesante que financiaba déficit y tiraba vencimiento para mucho más adelante fue cambiando paulatinamente. Hoy invertir en los mercados como el nuestro o América Latina en general no es lo que era. Las perspectivas de crecimiento bajan, cuando no señalan incluso cierta recesión en puerta; el gasto público está por encima de las reales posibilidades de recaudación, por lo que el déficit fiscal primario se mantendrá demasiado alto como para hacer sostenible la trayectoria de largo plazo de la deuda; el salario real ya no crece; la inflación está fuera de rango y con un dólar más alto es imposible que se encuentre entre el 3% y el 7% anual; el dólar presiona al alza y el Central no podrá contenerlo eternamente a razón de 100 millones de dólares de ventas diarias. Además, toda esta nueva coyuntura reformula los cálculos empresariales para las negociaciones colectivas. Sobre todo, los salarios privados difícilmente podrán mantener su actual poder de compra.

El dólar más alto tira a la inflación hacia arriba por la cantidad de componentes que hay en dólares de nuestro mercado. Pensemos en la cantidad de artículos importados que tenemos, empezando por el mismísimo combustible que se importa para luego procesar y refinar. Además nuestra economía se ha dolarizado a grado sumo al punto que una bicicleta para los chicos se vende en cuotas de treinta cuarenta dólares, aunque sea de procedencia uruguaya. Y así con las alhajas, y así con los televisores. Todo está dolarizado por lo que cualquier suma del mismo hace que la inflación crezca.  No hay otra lectura posible.

A eso se suma que muchos de los paquetes turísticos se venden en dólares, pero incluso los uruguayos que consumen los propios orientales en su tierra. Cien dólares una noche por ejemplo, en base doble con desayuno bufet, es parte de las ofertas que recibimos. Y todo a precio dólar. Es cierto que hay beneficios como todo lo que es exportar pues permite entre otras cosas que rinda más el dinero de lo que se vende en el exterior. Pero por otra parte nuestros vecinos se vieron beneficiados porque venden y les entran dólares que dentro de frontera les estallan, como a los argentinos y los brasileños, aunque en menor medida.

El dólar pasó a ser una moneda muy apreciada e incluso su crédito se encareció.

Por lo pronto el Uruguay deberá seguir reduciendo el déficit fiscal pues sabe y muy bien que no lo podrá seguir manteniendo con déficit pues ese dinero llegará menos y será más caro. Además se juega mantener el grado inversor y la tranquilidad de la plaza financiera que visto lo que pasa en Argentina por ejemplo, es un reaseguro para lograr inversiones que después terminan generando trabajo e infraestructura donde desarrollar el crecimiento de la nación.

El Uruguay se juega una parada muy brava y no hay que pensar en este gobierno sino en el país como Estado, como generador de oportunidades para su población.

 

Comentar...

Ante la reiterada y comprobada utilización en la pagina web de LA PRENSA de determinados participantes, en los espacios de comentarios, de expresiones groseras, agraviantes, que lejos están de contribuir a un debate de ideas o posiciones con educación, respeto y altura; la Dirección de este diario decidió borrar en forma masiva, todos los comentarios que pertenezcan a una misma dirección IP, sin importar el seudónimo con que firma, cuando al menos un comentario desde esa IP sea a consideración de esta dirección inapropiado.
Lamentamos tener que adoptar esta antipática medida, pero el triste comportamiento y nivel de algunos comentaristas, no nos dejan otra opción.
Si bien se venia realizando un filtro de malas palabras, muchos comentaristas, lograron sortear esos controles, lo que nos lleva a tomar esta medida extrema.
Exhortamos a los internautas que visitan nuestra pagina, que se apeguen a las buenas y lógicas normas de comportamiento, con tolerancia, respeto y liberta de expresión, como es deseable en toda sociedad.

Código de seguridad
Refescar


Banner
Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades