la prensa google

| Opinión

Defendiendo al idioma español

Después de esta guerra declarada del Donald Trump contra los inmigrantes, conviene a veces zambullirse en los espacios culturales y saber qué hay detrás de todo. Por ejemplo, el avance del idioma español que ha sido una marca de crecimiento fermental en los Estados Unidos. Un idioma que avanza en el mundo, que ocupa espacios, que es muy rico pero que los hispano parlamentes debemos defender sobre todo de las palabras de origen anglosajón. Pues la mayoría de nosotros no tenemos ni idea de todas las variables que aporta la lengua de Cervantes; si así fuera no usaríamos tanto los modismos de otras culturas.

El español es el idioma más hablado entre las lenguas romance, tanto en términos de cantidad de hablantes como en cantidad de países en los cuales predomina dicho idioma.

En todo el mundo hay más de 400 millones de nativos de español. Naturalmente, la pronunciación y el uso del español a nivel oral varían según el país, pero las diferencias regionales no son tan importantes como para que el idioma sea incomprensible para los hablantes de las diferentes regiones. A diferencia de la creencia popular, no se habla un único español. Hay diferentes dialectos de español debido a la evolución del idioma en diferentes regiones.

La población hispanohablante representa uno de los segmentos de mayor crecimiento en el mundo, especialmente en los Estados Unidos. El segmento hispanohablante constituye una comunidad enorme que comparte productos, servicios y cultura; y ofrece a negocios e instituciones una oportunidad de crecimiento verdaderamente única. Estos son algunos datos importantes sobre el idioma español:

El español, idioma oficial de 21 países, es la lengua que más personas hablan en el mundo después del inglés y el mandarín. En todo el mundo hay más de 400 millones de nativos de español.

Los expertos predicen que para el año 2050 habrá más de 530 millones de hispanohablantes, de los cuales 100 millones estarán viviendo en los Estados Unidos.

La demanda de documentos e información en español presenta un crecimiento exponencial. Esto se torna evidente en los Estados Unidos, donde recientemente la población hispana se convirtió en el grupo minoritario más grande del país.

El español ha sido considerado desde que este país existe como la lengua en la cual nos reconocemos. Somos hispanohablantes. Hemos concebido nuestra cultura en español, pero ahora vivimos nuestra cultura y una parte de nuestra identidad, no solo la estrecha identidad nacional, sino la identidad como personas-en-el-mundo, en inglés. No debe extrañarnos: millones de salvadoreños y salvadoreñas viven simultáneamente en dos espacios culturales distintos, que se expresan en idiomas distintos. El fenómeno no es exclusivo de El Salvador. En muchas partes de América Latina se piensa y, sobre todo, se mira el mundo a la manera de los Estados Unidos.

La simpatía centroamericana ya es ancestral. Hace solo unas semanas el ex embajador Barclay dijo que en la región había países muy «pro americanos», y uno de los tres países del mundo que tiene las mejores relaciones con los Estados Unidos.

El diplomático no está desubicado. Como lo dicen, atónitos, quienes llegan, pocos países son tan "agringados" como estos. Ocurre no solo en el gobierno o en la élite centroamericana, sino también en la mujer y el hombre de la calle. Y esto también se refleja en el uso del idioma.

Muchos hacen causa de la defensa del idioma español. Respetemos las causas nobles. Pero, ¿hace falta defenderlo? En los Estados Unidos, la defensa del idioma inglés está muy asociada a posiciones sumamente conservadoras. Los conservadores del norte suelen quejarse de que los inmigrantes no se asimilan y que debieran ser obligados a hablar inglés. En ese país, unos 30 millones de personas (residentes) hablan español en sus hogares. De acuerdo con el US Census (Censo de los EUA), en una de cada diez viviendas se habla español. A pesar de las resistencias antihispanas, en 1968, el Congreso autorizó la celebración de la Semana del Patrimonio Hispano.

 

Comentar...

Ante la reiterada y comprobada utilización en la pagina web de LA PRENSA de determinados participantes, en los espacios de comentarios, de expresiones groseras, agraviantes, que lejos están de contribuir a un debate de ideas o posiciones con educación, respeto y altura; la Dirección de este diario decidió borrar en forma masiva, todos los comentarios que pertenezcan a una misma dirección IP, sin importar el seudónimo con que firma, cuando al menos un comentario desde esa IP sea a consideración de esta dirección inapropiado.
Lamentamos tener que adoptar esta antipática medida, pero el triste comportamiento y nivel de algunos comentaristas, no nos dejan otra opción.
Si bien se venia realizando un filtro de malas palabras, muchos comentaristas, lograron sortear esos controles, lo que nos lleva a tomar esta medida extrema.
Exhortamos a los internautas que visitan nuestra pagina, que se apeguen a las buenas y lógicas normas de comportamiento, con tolerancia, respeto y liberta de expresión, como es deseable en toda sociedad.

Código de seguridad
Refescar


Banner
Banner
Banner

Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades