Banner
Banner
  la prensa google
Banner
Banner

| Editorial

Mujica quita importancia al déficit fiscal, sabiendo que vamos a seria crisis económica y social

Según cifras oficiales, el déficit fiscal del sector público consolidado continúa en aumento. Todo indica que ya ronda en 5 % del Producto Bruto Interno (PBI) . Se trata del déficit más alto registrado hasta el presente y marca un nuevo máximo para la historia del país de los últimos 30 años.

Pese a estas cifras, Mujica en acto – espectáculo realizado en Plaza Artigas de nuestra ciudad, aseguró, según titularon los colegas de El Pueblo;   “Estos déficit fiscal que hay ahora son berretas al lado de los que habían antes”.

Su descaro apunta a ignora a sabiendas que la situación en que se encuentra el país es muy delicada y que esta situación de gasto y derroche del gasto estatal no se puede mantener en el corto plazo. Por algo todos los candidatos a la presidencia hablan de achicar el Estado y Martínez, no se anima a prometer que no se subirán o crearan mas impuestos.

Pero la maldad o inconciencia de Mujica, no nos debe sorprender. Sino pregunten a Vázquez y Astori, como quedó la economía nacional, tras ejercer él, la presidencia de la República. Se dice que en rueda íntima, ambos sostuvieron que recibieron una situación mas compleja que la que supuestamente dejó Jorge Batlle tras la crisis del 2002.

Para Mujica todo es simple y así asegura que se arregla poniendo “ para cambiar la economía”, pero advierte que “el pueblo tiene que recordar lo que era el país antes de la llegada del Frente Amplio al gobierno”.

Del peso del costo país actual, de la suba de precios de la canasta básica, de la falta de empleo, nada dice ni aporta idea alguna para solucionar. Sin duda es fiel a su estilo, de no haber aportado al país, más que problemas y populismos baratos que nos costaran caro.

Como consecuencia de ello, a la fecha, el segundo gobierno de Vázquez, ha fracasado notoriamente en su promesa de bajar el déficit fiscal a solo 2.5% del PBI. Hoy, según todos los analistas independientes, el gasto simplemente no se bajó sino que subió exactamente el doble de la meta que se habían fijado Vázquez y Astori al asumir este gobierno actual del FA.

La cuestión, es que el próximo gobierno, independientemente de quién triunfe, deberá enfrentarse a la realidad de un país con un 5% de déficit fiscal que condicionara su accionar. Seguir endeudándose como ha hecho este ultimo gobierno del FA para mantener el gasto, sería suicida.

Si bien está claro que el deterioro de las cuentas públicas se ha intensificado durante el último período de gobierno, fue durante la gestión de José Mujica que se desató sin control ni freno el gasto público, sumado a inversiones que costaron mucho más de lo que se presupuestaron o que simplemente fracasaron antes de concretarse, pero que han dejado una lista millonaria de pérdida en dinero, de juicios que costarán más plata también. Y hasta se llegó a lo increíble de dejar funcionando oficinas de proyectos suspendidos para no dejar sin sueldos a jerarcas y funcionarios “amigos” como en lo de la regasificadora, puerto de aguas profundas etc. etc. Ahora resulta que hasta los aventureros de Aratiri, de minería en hierro, le hacen juicio al estado y tienen todas las de ganar.

La conclusión sobre la gestión económica en términos comparados es una sola: en las dos coyunturas más complejas de las últimas décadas –la salida de la dictadura y la crisis del 2002– hubo gobiernos colorados- batllistas, que supieron estar a la altura, mientras la izquierda progresista, encarnada en el Frente Amplio, con un contexto económico muy favorable, dejará de ser gobierno junta a una herencia maldita, no solo en lo económico, también en lo laboral y social.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades