la prensa google

| El Columnista

¿Noboa candidato a intendente?

Se trata de un caso de política ficción. Un juego de hipótesis. Variables que podrían darse en el concatenamiento de los hechos.

Lo cierto es que el panorama está muy complicado para el Frente Amplio, mal que le pese al Director de Hacienda, Gustavo Chififf que insiste a los cuatro vientos el inmejorable posicionamiento del partido hacia las elecciones departamentales visto el comportamiento electoral del pasado noviembre con la votación esplendorosa del oficialismo (sic). Primero que no se sabe concretamente si el intendente Andrés Lima será candidato a la reelección. Segundo que el Plan B de la Dinastía Lima para la intendencia sería el diputado electo Álvaro Lima. Tercero que la alternativa a cualquiera de los Lima todavía no está definida y ni cerca de serlo. Cuarto, que en ningún caso se construyen candidaturas exitosas y ganadoras de la nada. Así las cosas nadie puede afirmar rotundamente un cuento de hadas para el oficialismo frenteamplista local o decir que nada pasa y que todo está bien con los compañeros.

Supóngase que se confirma definitivamente que Andrés Lima no renuncia y permanece al frente de la intendencia, entonces, su hermano sería el candidato a intendente por el Limismo, supuestamente mayoritario en la interna frentista. Habría que confirmar en los urnas la hegemonía ahora de Álvaro y no de Andrés, es probable que a pesar del “caballo del comisario” igualmente no sea lo mismo, incluso hay dudas con uno pero muchas más con el otro. Mientras tanto estaría la segunda candidatura del Frente anti Lima, de las que ya se mencionaron varios nombres pero ninguno cuajó todavía en la maraña de 14 o más agrupaciones. Pero ¿qué pasaría si vistos los acontecimientos, la confirmación de Andrés guardado y Álvaro salido del closet, surgiera nuevamente la posibilidad que el Dr. Alejandro Noboa pueda ser el candidato de consenso del resto del Frente Amplio? Ya se había manejado tal posibilidad pero descartada por falta de apoyos en su momento pero dadas las circunstancias las decisiones ahora podrían ser otras. Ningún otro de los candidatos nombrados hasta ahora tiene el peso, la visibilidad y el prestigio de Noboa, y sobre todo ahora que correría casi solo y preferentemente por el trillo de la competición de la intendencia. El esquivo universitario le podría ganar por lo menos la interna en el lema al integrante dinástico, no solamente por sus propios méritos sino hasta por despecho, revancha y rabia por todo lo sucedido con el gobierno Lima.

Siempre que Lima se quede fuera de la conversación electoral y solo actuando desde la intendencia a favor de su hermano, entonces, renacería con fuerza la candidatura de Noboa: ya no podría asumir la suplencia prevista y quedaría con las manos libres para competir en mejores condiciones con el Plan B del Limismo. Por su parte, para los grupos anti Lima, apurados por los tiempos que se acotan y ante la imposibilidad de candidatos potables para ganar la elección y mantener el gobierno, podría ser una alternativa poderosa y atractiva a tener en cuenta.

 

Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades