la prensa google

| Coronel ® Carlos Etchevers

El creador de la Bandera de Salto pide que se trabaje más por la familia y se manifiesta harto de la política

Imagen_7523CARLOS ETCHEVERS VIANA  (59) – Coronel ®, se hizo militar desde joven siendo su padre hombre del arma también, egresando como Alférez en 1974, recorriendo varios departamentos hasta que llegó a Salto en 1991 como 2º Jefe de Batallón, pasando a la Div. de Ejército en Tacuarembó para volver a Salto como Jefe de Batallón (hasta el 97) concretando su retiro en Julio de 2005.

 

 

 

 

linea

 

 

 

 

 

Defensor de la institución familia a ultranzas, decidió radicarse en Salto porque después de todo sus hijos (por mayoría) opta por Salto (le han dado 4 nietos salteños), motivo por el cual desde hace años es prácticamente un salteño más, pese a sus raíces montevideanas. Es el creador de la Bandera de Salto, tras participar en un concurso que con ese fin se realizó durante el gobierno local de Malaquina. No le gusta mucho que hablen de ese pabellón como suyo sino como la identificación de los salteños. “Tocándole” la política, responde con firmeza que le harta y que no se pone la camiseta de ningún partido político.

Imagen_7524¿Cómo surge la idea de la bandera de Salto?

“Tras lo que fue la segunda edición del día del Patriarca en la Meseta de Artigas, a la que el entonces Intendente de Paysandú, Dr. Jorge Larrañaga quería darle vuelo. Al día siguiente del evento me llama el entonces asesor Fernández Mattos proponiendo hacer algo parecido a lo que se realizaba en Paysandú. Fue en setiembre del 96”.

¿Lo de la bandera salió en un concurso con muchos participantes?

“Claro, porque la idea de Malaquina era crear una bandera de Salto”, recordando que Larrañaga usó la bandera que izó Artigas en Purificación, agregándole una flor de mburucuyá al medio por considerar que era la flor típica de Paysandú”.

“Cuando me hablaron del concurso, enseguida mencioné mi decisión de participar”, considerando en primera instancia la posibilidad de hacer de la bandera que se izó en territorio salteño luego de la batalla de Guayabos. “Pero luego investigo que esa es la actual bandera de Artigas y entonces no se la podía tomar como símbolo salteño”.

Símbolos de la bandera

¿Cuándo y como fue el concurso?

“En marzo del 97 salen las bases del concurso y me gustó la idea de que otros integrantes de la Unidad pudieran presentarse, porque actividades propias de mi cargo me insumían mucho tiempo procurando ascender a Coronel, por lo que la idea inicial se alejaba. Pero una tarjeta de Fernández Mattos deseándome muy buena suerte fue un verdadero aguijonazo que me decidió”.

¿Cómo se definen los elementos de la bandera?

“Tuve que estudiar primero la ciencia que hace a las banderas (vexilología), realizando diversas consultas y recogiendo material muy importante, más allá que yo tenía la idea clara que debía incluir algo de carácter histórico y geográfico. Y el salto (de agua) es un elemento típico del departamento que incluso Bartolomé Hidalgo lo menciona cuando compone la marcha al salto, cuando el departamento como tal no existía aún, y se refería a ese aspecto geográfico”.

¿Cómo se afinó la idea y eligió los colores?

“El fondo es azul celeste porque entronca con lo que se define al crearse nuestra  escarapela, motivo por lo que también nuestro color deportivo es celeste según investigaciones. El Escudo de Salto fue el elemento histórico que encontré el que fue creado en 1927.

“Las franjas de abajo que son 5 y tienen un quiebre representando el elemento geográfico (salto de agua del Río Uruguay), el salto que le dio el nombre al departamento”, señala el entrevistado recordando que tras el concurso del que participaron 384 trabajos, resultó elegida la suya, la que una vez aprobada por la Junta Departamental (por unanimidad) se usó por primera vez el 25 de Agosto de 1997, acto al que fui invitado”.

¿Percibió el “run run” que en voz baja algunos generaron en cuanto a que su rango militar pudo influir en la elección?

“Me sorprende eso, porque jamás lo escuché ni siquiera como insinuación. Además hay que recurrir al jurado que estuvo integrado por el Presidente de la Junta Departamental, Alcides Finozzi; el asesor de Cultura Prof. Carlos Silva; el Arq. Edmundo Pratti (nieto del creador del Escudo de Salto), el Prof. Washington Casal Lafón, quien fue mi profesor y también de mi hija, sumándose un artista delegado del Ministerio de Educación y Cultura, quien vino de Nueva York especialmente para integrar el jurado y luego regresó al exterior”.

Sentimiento muy íntimo

Imagen_7522¿Nada que ver con las insinuaciones entonces?

“Se trató de cinco integrantes que no eran militares, tampoco eran pro militares y ya hacía 12 años que los militares habían entregado el gobierno. Yo nunca escuché eso que usted dice, pero en honor a los integrantes del jurado hago esta precisión”.

“Además el sistema fue muy transparente, entregándose el trabajo en un sobre grande, figurando en su parte exterior un seudónimo. A su vez, el autor entregaba otro sobre con su seudónimo del lado de afuera, sobre en el que va el nombre”, precisa el entrevistado.

¿Qué siente íntimamente cuando ve flamear la bandera de Salto, la de su autoría, aunque por su modestia se sienta algo molesto que se lo digan así?

“Primero le digo que en las bases se establecía que el propietario del trabajo ganador debía renunciar a cualquier tipo de derecho sobre la bandera. Por eso es que me da cierto escozor hablar de que he sido creador de ese trabajo”.

“Eso si. Con orgullo le digo a mi nieto más grande, que ya tiene 5 años, que esa bandera la hizo el abuelo. Pero eso en la intimidad, pero como la veo en muchos lugares viviría emocionado y me haría mal al corazón”.

“Años atrás fui a escuelas y liceos para explicar lo de la bandera. Haciendo abstracción de quien es el autor, me parece fundamental que se conozca lo que significa cada elemento que componen la bandera”, nos dice sobre el particular recordando que “yo presenté dos trabajos”, así como se imponía que en la bandera debían figurar las tres palabras del Escudo: Trabajo, Sabiduría y Prudencia. Porque Edmundo Pratti en su trabajo puso “En el trabajo está su porvenir, en la Sabiduría y Prudencia su destino”, refiriéndose a Salto.

La familia, base de la sociedad

¿Se percibe un tipo de recelo de parte de alguna gente por el hecho de ser un retirado militar, después de la instancia que le tocó vivir al país y de lo cual aún quedan vestigios?

“Mire… las cosas que yo pueda sentir, y lo he aprendido llegando casi a los 59 años, son menos importantes que las cosas buenas que uno quiera hacer. Y lo aprendí a los golpes, no gratis. Y hoy el Uruguay está pidiendo por favor a todos que construyamos un país mejor, con mejor educación. Pero fundamentalmente construyamos familia”.

“Por favor! Comencemos por lo que dice la Constitución en cuanto a que la familia es la base de la sociedad. Nos está diciendo que construyamos familia y se preocupan de promover leyes y proyectos de distinto tipo y no se preocupan por el valor de la familia. Porque si construimos familia no vamos a tener muchachos que recurren a la droga como escape. Yo se lo que quiero pero no estoy formado académicamente para hablar mejor de ello”.

¿Tiene su corazoncito político?

“Le digo algo. No voy a utilizar los términos que usa nuestro Presidente para decir cual es mi estado de ánimo. Pero, estoy harto de la política, más allá de saber que todos somos seres políticos, como lo definió Aristóteles, quien dijo que era la mejor o la mayor de las artes. Pero desde hace años se ha desviado los objetivos, los caminos, y yo no me comprometo con ninguna camiseta. Además pienso que hoy ponerse camiseta en política es un atraso, aunque reconozco que es un concepto muy personal”.

 

Banner
Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades