La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Diputado Juan Carlos Moreno, Ciudadanos del PC /
Con el TLC estoy de acuerdo pero hay que leer la letra chica

Invitado a Seminario en Buenos Aires /
Multi-método educativo La Tablada Internacional

Funcionarios de Servicios Públicos y Oportunidad Laboral /
Realizan mantenimiento y mejora en la calzada peatonal de Costanera Norte

Salto se quedó ayer sin la celebración oficial de la conmemoración de lo que fue la Jura de la primera Constitución de la República, el 18 de julio de 1830. La inédita suspensión del acto programado para llevarse a cabo en Plaza Artigas, tuvo como motivo único y principal las bajas temperaturas anunciadas para la jornada.

Pero es bueno hoy también hacer mención a que prácticamente pasó desapercibido el hecho que en la misma fecha se celebraban los 168 años del inicio de la Universidad de la República en nuestro país, año en el que (aunque en abril pasado) se conmemoró el 15º aniversario de la creación de la Regional Norte, hoy llamada a denominarse Cenur sede Salto.

Precisamente, y a los efectos de refrescar la memoria corresponde hacer mención a que la Universidad de la República (Udelar) es la universidad pública de Uruguay más grande del país, contando con un número muy superior a los 100.000 estudiantes, fundada el 18 de julio de 1849 en Montevideo, siendo su primer Rector el presbítero Lorenzo Fernández y su Rector desde 2014 es el matemático Roberto Markarian, contando con quince facultades y varias escuelas e institutos universitarios.

El proceso fundacional. Comienza el 11 de junio de 1833, cuando es aprobada la ley propuesta por el entonces integrante del Senado de Uruguay, presbítero Dámaso Antonio Larrañaga. Según la ley se creaban nueve cátedras y el Presidente de la República debería decretar su instalación cuando la mayoría de las cátedras estuvieran en funcionamiento. Se crea de esta forma la Casa de Estudios Generales que, en 1836, dictaba las cátedras de latín, filosofía, matemáticas, teología y jurisprudencia.

El 27 de mayo de 1838, Manuel Oribe dictó un decreto a través del cual creó la Universidad Mayor de la República. Aquel decreto tuvo pocos efectos prácticos, por la inestabilidad institucional que vivía la naciente República Oriental del Uruguay en aquellos años. Fue recién en 1849 que integrantes del Gobierno de la Defensa y Joaquín Suárez fundan solemnemente la Universidad de la República. En el plan de 1849 se creaban cuatro facultades: la de ciencias naturales, la de medicina, la de jurisprudencia y la de teología. La que comenzó a funcionar fue la facultad de jurisprudencia, hoy de derecho, fundamentalmente a partir de su cátedra de derecho civil. El primer curso de esta cátedra fue dictado en 1851 por el jurisconsulto argentino Dr. Alejo Villegas, exiliado en este país desde 1828 hasta 1852.

La Universidad de la República, en el marco del proyecto de descentralización, ha abierto cinco centros de enseñanza universitaria en otros departamentos además de Montevideo. La reforma propuesta por la administración del rector Rodrigo Arocena y apoyada por todos los órdenes, plantea como uno de sus ejes centrales la descentralización de la Universidad en el conjunto del territorio uruguayo. La nueva estrategia fue planteada a partir de 2007, el proceso de descentralización es propuesto por la Udelar y comienza a partir de la Ley de Educación votada en 2008.

El órgano máximo. La Udelar se gobierna por la Ley Orgánica de la Universidad, aprobada en 1958. Ésta le da autonomía respecto al gobierno central, salvo en lo relativo al presupuesto. El presupuesto lo fija el gobierno central a través de la Ley de Presupuesto Nacional, que se fórmula cada cinco años.

El gobierno de la Universidad de la República tiene como órgano máximo el Consejo Directivo Central, el cual es presidido por el rector y tiene representantes de los tres órdenes universitarios: estudiantes, docentes y egresados. El rector es designado cada cuatro años por la Asamblea General del Claustro, que es también cogobernada entre los tres órdenes. En tanto, cada facultad, de forma análoga a la universidad, posee un gobierno compuesto por un Consejo, presidido por el Decano, y un Claustro, que elige al decano y discute y elabora los planes de estudio, entre otras funciones. Los representantes de los docentes, egresados y estudiantes, en estos órganos, son todos elegidos por votación directa y obligatoria de sus respectivos pares.

Instalación en Salto. En el marco de esa expansión, bueno es recordar que están transcurriendo además los 15 años de la inauguración en Salto de la sede de la Regional Norte de la Universidad de la República, tras lo que fueron los pasos previos que tuvieron a Salto como asiento los denominados Cursos Universitarios.

Debió transcurrir entonces casi medio siglo desde que la historia de esta oferta educativa terciaria se iniciara hasta que se lograra concretar la construcción de lo que es hoy aún la primera de las tres fases del edificio en la manzana comprendida por las calles Misiones, Rivera, Cerrito y José Pedro Varela.

Fue cuando durante el gobierno departamental del Intendente Esc. Eduardo Malaquina decidiera trasladar los puestos de feriantes que componían el ya conocido “Bagashopping” de ese lugar, para luego concretarse la llegada a Salto del entonces Presidente de la República Dr. Julio María Sanguinetti y altas autoridades de la Enseñanza colocando la piedra fundamental, donde finalmente se construye la estructura que hoy alberga a la Regional Norte.

En los últimos años de la década de 1950, se realizaron por primera vez cursos universitarios en la región noroeste del país, concretamente de la Facultad de Derecho, los mismos se celebraron en el antiguo local del Instituto Politécnico Osimani Llerena, en la ciudad de Salto.

A principios de los años 70, el entonces Rector Ing. Oscar Maggiolo, suscribe el contrato de arrendamiento con la Diócesis de Salto (1968) por el local del ex - seminario, que servirá de sede para las actividades universitarias.

Edificio definitivo. Finalmente, hay que recalar en lo que fue el edificio que se desarrolla según un cuerpo principal de 80 metros de largo por 20 metros de ancho, cinco niveles de altura y un volumen externo correspondiente al salón de actos de 400 m2 y un bloque semienterrado para sala de máquinas, tanques de bombeo, subestación de UTE, etc. estructura que en los últimos años ha sabido de obras de ampliación procurando dar cabida a una creciente demanda.

Aquella planta física no sólo daba respuesta a un proyecto de desarrollo académico de la Universidad de la República, sino también a crecimientos futuros asociados a la idea de transformar a la Regional Norte en un polo de desarrollo tecnológico, científico y cultural para el Litoral Norte del país e incluso con alcance internacional.

El proyecto arquitectónico mantiene una importante área de reserva en previsión de aumentos de la población estudiantil y de las propias actividades de la Regional. El edificio podía albergar simultáneamente a unos 1.200 estudiantes, por lo que fácil resulta considerar las necesidades que hoy se enfrentan cuando esa población estudiantil casi se ha quintuplicado.

Comentarios potenciados por CComment

Soluciones en frio
Portada papel

Agencias 9,10,11
Ranking

Omar Burutarán /
No es descabellado pensar en un ternero por año por vaca todos los años

Tecnología en el sector agropecuario /
Se utilizan drones para pulverizar cultivos

Mundial 2023 de Básquetbol /
Uruguay anunció la lista de 15 jugadores

Básquetbol Salteño /
El viernes comenzará el Torneo Preparación

Los duelos de la adolescencia

Consejos básicos para prevenir caídas y evitar fracturas de huesos

Salud /
Como reconocer sintomas de ACV

¿El vino previene las cataratas?