La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Qué lindo es el Río Uruguay. Esas costas, esas curvas, la verdad, hermoso. También para navegar, también pare recorrerlo. Eso sí, hay que pensar en otras cosas menos poéticas. Según nos han comentado algunas personas que saben del tema, hay demasiado tránsito por el río, sobre todo de lanchitas trayendo bultos que tienen de todo, a favor de la enorme diferencia cambiaria. Dicen que por ejemplo en la zona de Arenitas Blancas se ve demasiado movimiento por el curso de agua. A veces cae alguno de estos navieros, por llamarlos de alguna forma, ante lo operativos desde Prefectura, pero al enfrentarnos a tantos transportes por el río se torna difícil de controlar.

Es que el contrabando en esta zona del país es una institución y cuando la diferencia de precios es tanta ni el cierre de fronteras obra para frenar a quienes allí encuentran un negocio. Las playas de Corralito tienen demasiado movimiento últimamente dicen algunos. Será cuestión de vigilar entonces.

A fondo, un licenciado en Ciencias Políticas está llevando adelante un trabajo de investigación sobre el relacionamiento de dos intendencias con sus municipios, la de San José y la de Salto. Investiga sobre todo el relacionamiento de las Intendencias con éstos enclaves, en el entendidos que no tienen personería jurídica lo que obliga a depender en la parte administrativa de las Intendencias. Todo un tema que además se sazona con el relacionamiento político pues no siempre coincide el “color” de la Intendencia con el de los alcaldes.

Muy lindo lo del teletrabajo, incluso salió una ley al respecto recién votada en el Parlamento Nacional pero también debe ser reglamentada por el Poder  Ejecutivo pues hay algunas cosas a regular. Por caso, si usted hace trabajos para una empresa del exterior, y le paga mandándole dólares, deberá hacerle aportes a la seguridad social. Pero cómo lo hace, para eso debería haber un acuerdo entre los países para hacerse aportes cruzados. De lo contrario ese aporte se pierde y esa persona debilita su futuro cuando vaya a jubilarse.

Si el tiempo sigue así y sufrimos el cambio de veinte o más grados en un día como pasó la semana que dejamos atrás se enferma un pueblo. Imaginemos una persona con asma, o con problemas respiratorios, con un Salto donde hubo treinta grados un día y nueve o diez al otro. Si a eso se le agrega que la persona fuma, bueno, estamos ante un cuadro terrible.

Está bajando el petróleo en el mundo por lo que por los nuevos mecanismos y la ley de paridad de importación deberá repercutir positivamente en la baja de los combustibles. Veremos si se cumple lo prometido.

Comentarios potenciados por CComment

LA PRENSA whatsapp
Ranking

Contenido relacionado