La Prensa Hacemos periodismo desde 1888


primer_plano_thevenet_web
Don Emilio Esteban Thevenet

Fundador 1ª Epoca
el 17 de Octubre de 1888


primer_plano_alfonso_cardozo_web
Alfonso Cardozo
Fundador 2ª Epoca
desde el 1º de Junio de 1942


primer_plano_jose_p_cardozo_web
José Pedro Cardozo
Director desde el 11 de Enero de 1993
hasta nuestros días

LA PRENSA, es uno de los diarios más antiguos del país.

Forma con “La Unión” de Minas y “El Deber Cívico” de Melo, la trilogía de los decanos de la prensa del Interior y albergó en sus páginas a grandiosos escritores salteños como Horacio Quiroga y Enrique Amorim.

Nuestro fundador Don Emilio Esteban Thevenet, había actuado como secretario del héroe entrerriano Justo José de Urquiza. Por su unión en matrimonio con Doña Isabel Blanes tenía lazos familiares directos al mayor artista plástico que tuvo el país, nos referimos a Juan Manuel Blanes. Imbuido entonces de ideales libertarios, decidió proyectarse desde las páginas de un diario y ·un 17 de octubre de 1888, comienza a editar LA PRENSA, primero como diario matutino, que fue voceado en una ciudad de Salto más chica, menos poblada.

Para su proyecto, adquirió los talleres y maquinarias utilizados por otra publicación (El Diario). En su inicio este medio se baso en servicios noticiosos telegráficos, lo que dio un nuevo enfoque periodístico al diarismo salteño, remarcando el sentido informativo de la prensa. A la muerte de su fundador, lo sustituye su hijo Luís Armando Thevenet, figura descollante en el periodismo salteño de esa época. Autor del libro “La Estirpe Artiguista”. Una de sus anécdotas más significativas, que figura en el libro de oro del periodismo salteño, fue la polémica mantenida con el Dr. Baltasar Brum, que por sus repercusiones término dirimiéndose en la sala del Teatro Larrañaga. El motivo del diferendo, era la candidatura de Batlle y Ordóñez a la presidencia de la República.

En 1911, quien era el principal redactor del diario, pasa a integrar la redacción del Diario del Plata de Montevideo, y en manos de un reducido grupo de redactores continúa hasta un paréntesis que se registra en 1917.

Recién en el año 1942, con tan solo 21 años, Don Alfonso Cardozo y su tía Virginia Thevenet, familiares directos del fundador de LA PRENSA, decidieron tomar la bandera de este diario convertido en vespertino como hasta el presente. Se inicia la segunda etapa adquiriendo la imprenta del diario La Tarde. Se imprimía en una impresora tipográfica Mann del año 1910.Y en base a luchas y sacrificios, se le incorporan primero las linotipos, que suplantaron el artesanal armado a mano de tipo por tipo y se llego a una maquina de fotograbado electrónica, la Klishograhp, que marcó toda una revolución en su momento. Se había avanzado mucho. El diario en el formato “sabana” se expandía.

LA PRENSA, al entrar en la década de los 60, como el país, sufría cambios y enfrentaba problemas, así llegamos a tiempos de acciones de guerrilla urbana. Crisis económicas, problemas· sociales, abonaban el camino a serios desencuentros entre los uruguayos. Así se llega al quiebre institucional de 1973. LA PRENSA, era combatiente y fiel a sus principios, marcando sus diferencias con la guerrilla de izquierda, con el gobierno de esos años y con el proceso dictatorial en que devino todo.

Justamente por expresar, opinar y emitir criticas sin autocensuras, este diario fue clausurado por 90 ediciones en el año· 1984, es la sanción más dura que el gobierno del Gral. Gregorio Alvarez aplico a medio alguno. Su director y redactores, así como quienes colaboraban en el suplemento político Semanario 1 fueron emplazados ante el Juzgado Militar de la Avenida Rivera en Montevideo. Pese a la pena, comenzamos a editar de inmediato el diario “muleto” LA OPINION cambiando al formato tabloide. Todos sabían, que en realidad era LA PRENSA, pero era la forma de asegurar la supervivencia. Esa sanción, nos fortaleció ya que generó· fuerte apoyo en la comunidad salteña. Era un silencioso reconocimiento a la oposición de la dictadura, unido al deseo de que el diario vespertino de Salto, no desapareciera.

El retorno de la democracia, nos sorprendió con más fuerzas y se comenzó a planificar un audaz paso. Pasar del sistema tipográfico y linotipos, a un sistema informático e impresión Offset. Por no contar con más recursos que los propios, la modernización se realizo en varias etapas. Primero se imprimía el diario en hojas en una impresora de mesa, que obligo al ingenio de coserlas para conformas los pliegos. Luego, pasamos a una doble oficio y finalmente importamos de EE.UU una impresora que nos permitió editar el diario en tamaño tabloide alemán. A todo ello, se le sumo las cámaras digitales, siendo pioneros en ello. Así al· presente este diario, se edita en moderno sistema, con aplicaciones digitales especiales.

El futuro ya está aquí por lo que estamos trabajando para acompasar los nuevos tiempos. Hablamos del hecho de incorporar el diario con todas sus secciones y noticias de cada día a Internet, pero al mismo tiempo pensamos que el papel seguirá en plena vigencia, por lo cual invertiremos allí también parte de nuestras energías tratando de reflejar en ambas plataformas productos de calidad.

Todo esto viene desde el inicio de la vida del diario. Es una constante, la continua superación, la búsqueda de nuevos medios para dar un mejor servicio a nuestra comunidad, y a las generaciones a las cuales acompañamos en este transitar de informar con responsabilidad, opinar con fundamentos y así generar poder de discernimiento propio e independiente a nuestros lectores.

portada1portada2portada3portada4
{flv}laprensa120|352|288|0{/flv}

Documental Institucional “LA PRENSA 120 Años desde su Fundación”

Consultorio Radiologico - banner
Requiem Servicio Funebre
LA PRENSA whatsapp
Agencias 9,10,11
Ranking