La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

La Fundación Internacional de la Osteoporosis propuso el 20 de octubre como Día Mundial de la Osteoporosis con el objetivo de hacer un llamado a la acción mundial para luchar contra la osteoporosis y las fracturas relacionadas.

Este año en el que se registra un retraso en las evaluaciones de osteoporosis a nivel mundial, demoras en los tratamientos y un aumento del sedentarismo causado por la pandemia de covid-19, en particular.

¿Qué es la osteoporosis?

Es un trastorno óseo frecuente que hace que los huesos se vuelvan débiles, frágiles, y se fracturen con facilidad. La fractura osteoporótica ocurre habitualmente como consecuencia de una caída leve, desde una altura de pie, o incluso al agacharse para levantar una bolsa con las compras del supermercado.

En todo el mundo, las fracturas relacionadas con la osteoporosis afectan a una de cada tres mujeres y a uno de cada cinco hombres mayores de 50 años.

Cada año se producen alrededor de 9 millones de fracturas con un enorme impacto en los pacientes, sus familias y en los sistemas de salud.

Entre las principales fracturas osteoporóticas, la fractura de columna y la de cadera son las que tienen consecuencias más graves y suponen, además, enormes costos médicos a largo plazo. Debido a la discapacidad y a la pérdida de funcionalidad que se produce tras una fractura de cadera, el 33 % de los pacientes son completamente dependientes o residen en un hogar de ancianos durante el año posterior a la fractura.

Dieta con aporte de calcio, vitaminas y minerales

Existen varias formas de mantener los huesos sanos, fuertes y retrasar el debilitamiento y el avance de la fragilidad del sistema osteomuscular.

En primer lugar, la adopción de una dieta con el suficiente aporte de calcio para la mineralización de los huesos. Esto implica mantener una alimentación sana y equilibrada en la que estén incluidos los productos lácteos.

El calcio está presente en productos lácteos, frutos secos y pescado. Cuando la dieta no garantiza el aporte suficiente de calcio, se recomienda consultar al médico tratante para que suministre los suplementos necesarios y adecuados para cada paciente de acuerdo su condición. En muchos casos se sugiere la administración de vitamina D, que facilita la absorción y fijación del calcio.

La escasez de minerales y vitaminas en la dieta puede predisponer a padecer una enfermedad de los huesos.

Ejercicio físico y estilo de vida saludable

El sedentarismo y la inactividad contribuyen a la desmineralización del hueso y la falta de ejercicio físico impacta en la fortaleza del mismo. A su vez, la obesidad y el sobrepeso generan un mayor deterioro del sistema osteomuscular, sobrecargan y lesiona de las articulaciones.

Una dieta saludable, balanceada y equilibrada, un paseo diario y ejercicios de gimnasia controlados, ayudan a fortalecer los huesos y evitar el debilitamiento óseo. Evitar las caídas resulta clave para prevenir fracturas y hospitalizaciones prolongadas que impactan en el avance de esta patología.

Comentarios potenciados por CComment

Requiem Servicio Funebre
Ranking

Contenido relacionado