La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Si deseas mejorar tu memoria, debes saber cómo funciona tu cerebro. Tal vez, tus hábitos de vida dificultan el poder asentar de manera correcta cada dato, experiencia o aprendizaje.

El secreto para mejorar tu memoria es realmente sencillo: hacer pausas. El cerebro tiene unos recursos energéticos más limitados de lo que piensas, se cansa rápido y sus niveles de atención empiezan a caer entre los 30 y los 45 minutos. Al fin y al cabo, no somos máquinas, estamos hechos de células, conexiones nerviosas, tejidos y un corazón que bombea sangre, oxígeno y nutrientes.

Nos agotamos con gran facilidad y hay regiones cerebrales que necesitan de nuestra ayuda para llevar a cabo tareas tan básicas como consolidar la memoria. Sin embargo, somos expertos en llevar al límite a nuestro organismo. Somos esos seres adictos a la multitarea, a pasar la noche en vela estudiando antes del examen.

El secreto es:

Magnesio, zinc, vitaminas del complejo B, vitamina D… El cerebro necesita de múltiples nutrientes (incluida la glucosa) para funcionar con normalidad. No podemos descuidar que este órgano consume casi el 20 % de nuestra energía total. Ahora bien, más allá de una buena alimentación, el secreto para mejorar tu memoria está en tus hábitos de vida.

Es importante recalcar este matiz. Porque según la neurociencia, la forma en que organizamos nuestras jornadas e incluso la metodología de estudio en las escuelas no armoniza con el modo en que el cerebro aprende, memoriza o procesa la información.

Por ejemplo, el estrés es un elemento altamente nocivo para el buen funcionamiento cerebral y sus procesos cognitivos (atención, reflexión, memoria, etc). Asimismo, el agotamiento y el mal descanso nocturno son otras variables que debemos tener en cuenta. Por tanto, es importante que recuerdes cuál es en realidad el secreto para mejorar tu memoria.

Comentarios potenciados por CComment

Requiem Servicio Funebre
Ranking

Contenido relacionado